Seguimos por donde lo habíamos dejado. Aquí van los 11 pepinos que cierran mi resumen de la música más guapa de este año.

  • TORN BETWEEN TWO LOVES – STAFFERS (UNREAD RECORDS)

Staffers quieren que sepas que son fans de The Clean. Para la portada de su segundo LP, la banda de Washington clava la del debut en solitario de David Kilgour y le cambia los ojos, por el qué dirán. Lo mejor de todo es que las nueve canciones que conforman Torn between two loves no desmerecen ni una miaja el legado de los neozelandeses. Aún así, lo suyo no termina de encajar dentro de la senda de The Clean: Staffers tienden al barullo, como si, de vuelta a su ciudad, se les hubiese pegado algo de lo que por allí se montó a mediados de los 80. Si buscas melodías brillantes, entusiasmo y energía, aquí puedes quitarte las zapatillas y echar un buen rato.

Canción: Blank Ambition

 


  • GESTALT – NEGATIVE SPACE (DRUNKEN SAILOR RECORDS)

 Negative Space suenan a ese momento en el que el punk se fue a la mierda y se fueron desarrollando el hardcore, el post-punk y la new wave. Quizá esa sea su gran aportación: recuperar aquel instante de efervescencia de ideas y patrones sonoros justo ahora que el revival post-punk suele pecar de anclarse demasiado en el canon de lo que vino después. La música de estos londinenses apuesta por las guitarras punzantes, las atmósferas oscuras y la estética constructivista, sí, pero en su primer largo se huele también a otras cosas. The Fall, Josef K  (incluso Swell Maps) y la constatación de que la música de aquellos primeros 80 siempre tuvo al punk muy presente.

Canción:

 


  • LA SÍNTESIS O’ KONOR – ÉL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO (LAPTRA)

Menos inmediatos, menos guitarreros, más producidos…Es una realidad: Él mató han cambiado. En su octava referencia, los platenses tiran de sintetizadores y de atmósferas para dar forma a un álbum de corte ochentero. Pero hasta ahí. En el fondo, Él mató sigue siendo la banda que mejor interpreta la épica de lo cotidiano. También la más emocional. Aquí siguen estando las letras engañosamente sencillas de Santiago Motorizado, su don para la melodía y el amor incondicional por Ramones y la escuela Matador. Con su identidad clara y abriendo nuevos horizontes, la banda que ha creado escuela en toda América -y que lo está empezando a partir en España- sigue facturando discos memorables.

Canción: Fuego

 


  • SAILING A CRAZY SHIP – WICCANS (DULL TOLLS)

Lo dice Andrew Savage (Parquet Courts, antiguo miembro de Wiccans) en la hoja de promoción: lo más guapo de esta banda de Austin es cómo consiguen llegar a tantas músicas diferentes (stoner, punk, metal) a través del hardcore. Sailing a Crazy Ship, su tercer largo, está lleno de rabia, velocidad, riffs pesados que salen disparados en cuanto entra la batería y de esa atmósfera que recorre todos los álbumes inmortales que ha dejado el hardcore: violencia  para soltar lastre, para volver al principio de las cosas. Te lo digo yo: este disco acelera el corazón.

Canción: Medusa 3000

 


  • AGUA ARDIENTE – LOS ESPÍRITUS (ALTO VALLE)

Es jodido escuchar algo de Los Espíritus después de Gratitud, la obra maestra que publicaron hace dos años. Como era de esperar, Agua Ardiente, tercera referencia ya de los porteños, no está a la altura de su sucesor. El caso es que eso no dice prácticamente nada. Esto suena, por mucho que no lo sea, a caras b de las canciones que dieron forma a aquel disco de época. Y eso es bueno, joder: Los Espíritus reafirman con rotundidad su mezcla de psicodelia, blues y folklore latino. Como Sumo y Manal -referentes infranqueables-,  cuentan con un hilo conductor que les hace escapar de tópicos y callejones sin salida. En este caso es el talento compositivo y narrativo de Maxi Prietto, uno de los grandes desde hace ya tiempo.

Canción: Esa luz

 


  • UNCONTROLLABLE SALVATION – PARDONER (FATHER/DAUGHTER RECRODS)

Pardoner suenan a unos Parquet Courts menos obsesionados con hacer canciones perfectas. Los de San Francisco suelen resolver las canciones con marañas de ruido y fuerza desbocada. Es ahí donde abrazan con pasión el discurso de bandas del calibre de Dinosaur Jr. Otro ángulo tira hacia Television: la red de guitarras que montan Max Freeland y Trey Flanigan recuerda, espiritualmente, a lo que hicieron juntos Tom Verlaine y Richard Lloyd. Unos Television más urgentes, en cualquier caso: en este disco todo corre prisa.

Canción: Hint

 

 


  • PRECIPICIO – FUTURO TERROR (BCORE)

 Con Futuro Terror siempre hay alguien dispuesto a decir que ya no son una banda punk. Esas voces han ganado adeptos conforme la banda ha ido desarrollando una capacidad melódica y una personalidad que, precisamente, son capitales para entender por qué hablamos de una de las referencias capitales de la música que se está haciendo en este país. En su tercer álbum, Futuro Terror salen a jugar más oscuros que normalmente y con la misma actitud frente a las canciones: amor, desamor, la política que hay en ellos, la que subyace, insatisfacción, preguntas, rabia. También siguen las enseñanzas de Ramones, Wipers y recién llegados como Radioactivity. Magra, amigos.

Canción: Espiritú

 


  • PAGEANT – PWR BTTM (POLYVINYL)

No conozco una banda que recupere de una forma tan brillante aquella forma que tenían The Who de sonar grande y devastadora sin resultar pomposa o grandilocuente. PWR BTTM lo han conseguido siempre. Quizá con mayor acierto que nunca en Ugly Cherries (2015, Father/Daughter), pero este segundo largo va por el mismo camino: chicles pop que se retuercen sobre sí mismos y explotan justo antes de perder el sabor. Punk, mecánica lento-rápido-lento, entusiasmo y capacidad melódica son las herramientas (infalibles) de una banda que probablemente dé por cerrada su trayectoria -el cantante y guitarrista, Ben Hopkins, ha sido acusado de violación y está pendiente de juicio- con este magnífico álbum.

Canción: LOL

 


  • NUEVO SOL – MÁRMOL (PARES O NONES)

Esto suena a desengaño. A ese día en que te levantas y vas a mear y cuando vuelves topas contra ti mismo en el espejo. Te miras y piensas que, me cago en Dios, te la han vuelto a hacer. Sea quien sea. Sea lo que sea. Lo primero de los vascos Mármol (después de una maqueta y un split con Crvel) es un pop oscuro inteligente, deudor de cómo se interpretaron por aquí las nubes negras que venían desde Inglaterra. Aquí están Golpes Bajos, Décima Víctima y Parálisis Permanente. También todo eso a lo que suenan nuestras calles.

Canción: Tormentas

 


  • GOOD – THE STEVENS (CHAPTER MUSIC)

Es difícil no reconocer en The Stevens todo lo que convierte al (buen) pop en música memorable: juventud, exaltación, pasión, inmediatez, luz, sencillez estructural, romanticismo, inocencia…En su segundo disco, la banda de Melbourne -formada por piernas que también están en los carros de Twerps, Boomgate y Tyrannamen– junta 18 canciones que se pasan en un peo. Imposible no acordarse de las armonías vocales que nos enseñaron Aquellos Ingleses y de The Clean, The Pastels o, en sus momentos más virulentos, The Vaselines. Glorioso.

Canción: Cruiser

 


  • BRILLANTE – JUAN GRIS (PLASTILINA RECORDS)

 Alumnos aventajados de la Escuela Él Mató, Juan Gris han publicado este año un EP que, como todo lo que hacen los platenses, incide en la dimensión épica de las cosas -tan normales, tan extrañas- que nos pasan a diario. Intentar curar el desamor con alcohol pese a saber que eso no sirve de nada, melancolía, vueltas a casa sin más compañía que tu mp3: esta gente sabe lo que es estar solo, pero también son conscientes de que existen cosas por las que merece la pena estar vivo. Al final, estas canciones -himnos emocionales hasta las orejas- van de las vueltas que damos entre esos dos terrenos. No son pocas, no.

Canción: Heavy

Santini Rose
Santini Rose
Soy periodista. A veces me meso la barba y las personas a mi alrededor creen que estoy pensando en algo muy profundo. Cuando hay personas a mi alrededor, quiero decir. Por cierto, están guapas esas presentaciones en las que uno habla de sí mismo en tercera persona, ¿sabes cómo te digo? rollo: Santini nació en la murciana aldea de Fuente Librilla allá por 1992. Hijo de maestros, demostró desde muy pequeño...ese rollo. Qué risas. Otra cosa: si sabes algo de Pedro, el pescador mellado de La Manga al que no dejan entrar en ningún bar, ponte en contacto conmigo. Le echo de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *