Las aventuras de Pelacats: concierto #1

Llegó el día del desvirgue oficial: ERA NUESTRO PRIMERITO CONCIERTO. El evento escogido para tal suceso fueron las Jornadas de reflexión y debate sobre las drogas, organizadas por el colectivo buenrollista y anticostra Actitud Positiva, en el cual milita Ocelote de Amor. Había un buen cartel, 5 grupos 5 prometían animar velada libre de drogas.

Abrieron fuego los Sin Dosis, unos zagalones de Madrid que tocaban temas propios con un sonido que ellos mismos definían como Chandalcore, más alguna versión de por medio. Las letras no se entendían un pijo, así que tuvieron el acierto de repartir unos misales con las canciones escritas, amén de los discursos que el entregado batería exponía a modo de presentación antes de cada tema, y que en alguna ocasión duraron más que la propia copla. Creo que el bajista no pudo venir porque tenía que estudiar ese fin de semana, así que Dr. Zaius, uno de los miembros de la organización, tuvo que suplirlo de manera improvisada, realizando así la primera de sus muchas intervenciones aquella noche.

El cantante de Sin Dosis: una mala suerte de Jarfaiter sobrio.

El cantante de Sin Dosis: una mala suerte de Jarfaiter sobrio.

Los segundos fuimos los Pelacats. El grupo ya estaba madurando y disponíamos de un setlist de ocho temas propios y cero versiones. Un total de un cuarto de hora, entre cambios de instrumento, estriptis y canciones. Los múltiples fallos técnicos fueron compensados con creces por el despliegue de cojones y la violencia desmesurada. Acabé el concierto encaramado a la batería tocando Odio, canción que venía más a cuento que nunca y que dediqué a todos los straigh edge que, como Ocelote, se quedan de fiesta hasta las tantas solo para ver qué pasa. El concierto acabó y fuimos ovacionados a la salida.

Pelacats tocando con una violencia que no se puede aguantar.

Pelacats tocando con una violencia que no se puede aguantar.

Aunque, como ya he dicho, el evento era libre de drogas, varios miembros del Club Social Los Pepes allí presentes me invitaron a la Fiesta del cigarro, que se celebraba en la puerta del edificio entre concierto y concierto.

Pero no me quise liar mucho allí, pues a continuación tocaban nuestros coleguitas los Bushwhack (aunque, dicho sea de paso, el batería de estos también se encontraba en dicha fiesta), de los cuales me llevaba un tiempo rayando un par de temas que tienen en el casete recopilatorio Murcia Tropikal, que suelo escuchar en mi viejo carro. Por fin me pude gozar estos temas en directo y además fui gratamente sorprendido por el resto. Estxs payxs molan.

WE ARE! Chanchanchan chanchanchan BUSHWHAK! Chanchanchan chanchanchan.

WE ARE! Chanchanchan chanchanchan BUSHWHAK! Chanchanchan chanchanchan.

En cuarto lugar, los también madrileños Sküinkle recitaron una serie de temas en tono de Screamo, acompañados por la ejecución de una serie virguerías y piruetas por parte del cantante: arrastre por el pavimento, visita con micro a la habitación contigua, agarre facial… Servidor nunca había visto nada igual. La verdad es que me gustó mucho, porque era una cosa se notaba que era mu sentía, y por lo guapo que está descubrir cosas nuevas en la música. Además técnicamente sonaron de puta madre, con mención especial a la batería, que LO PARTIÓ.

Había un grupo que se llamaba Sküinkle. La gracia estaba hecha.

Había un grupo que se llamaba Sküinkle. La gracia estaba hecha.

Y por último, recién llegados de un largo viaje en furgoneta desde a tomar por culo, ¡los italianos Straigh Opposition! Unos viejos colegas de nuestro estudiante de intercambio Enrico, que también estaba por allí danzando. Ya era tarde, la violencia había ido en aumento y esta era la última oportunidad para hacerlo to’ polvo. Y así fue. El Furioso Hardcore propició el pogo, el alzamiento en brazos del cantante y ensalzamiento del charles entre el público, poniendo la guindica a una noche de la hostia.

Ocelote de Amor practicando el Hi-hat stealing durante Straight Opposition.

Ocelote de Amor practicando el Hi-hat stealing durante Straight Opposition.

A modo de epílogo, a la noche siguiente concluyeron las jornadas y los Pelacats aprovechamos para hacer un segundo pase del concierto para los allí presentes, e in situ cerramos otro concierto que daríamos en Cartagena dentro de dos semanas y del que ya tendréis noticias. Todo acabó en una sesión jam, Tigre Suave a la guitarra con el batería de Sin Dosis, mientras los miembros de Actitud Positiva recitaban el que ya es su himno oficial:

Actitud Positiva,
esa es la movida
Actitud Positiva,
si te drogas pillas sida

Y la verdad es que si montas cosas tan guapas con peña tan guay, ¿pa’ qué cojones quieres drogarte?

La prestigiosa productora Grabadora Grabaciones estuvo presente aquella noche. Esto es importante, porque si Grabadora Grabaciones no te graba un directo, no eres nadie en Murcia. Lucia Ghinatti es la artista positiva que se marcó los fotones que vieron. Más, aquí.

Les informó Tigre Suave. Besos.

Piso28
Piso28
Aquí lo firmamos todo, pero para previas y otros artículos que no han sido escritos por nosotros firma nuestro suicida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *