LAS AVENTURAS DE PELACATS: CONCIERTO #0

Tigre Suave nos va a contar, mientras siga fuera de la sombra, las aventuras y desventuras que experimenta con Pelacats, su rabiosa banda de street punk. Aquí va la primera capaza:

Histórico. El 1 de octubre volví a Murcia tras haber pasado mis doce meses de exilio en Lisboa. Desde este día hasta la fecha del concierto (26 del mismo mes), coincidieron muchos factores que desembocaron en uno de los conciertos más auténticos que ha visto el Retal.

Es necesario ponernos en antecedentes. Muertos De Hambre ha sido mi banda desde 2009 o bueno, más bien desde que le pusimos nombre definitivo en 2011. Bajo el pseudónimo de Alburquerquenstein, tocaba el bajo, cantaba y componía la mayoría de temas propios, de los cuales solo se llegaron a grabar un par. El último concierto que dimos había sido en el mismo Retal, junto a Vomitoids y Tokkotai en mayo de 2014, que muchos recordarán por el cartel tan bonito que hizo el Patrik (Vomitoids). Ahora, en 2017, le tocaba el turno del exilio al guitarrista: el Ore. Y propuso dar un concierto antes de su partida hacia tierras irlandesas.

Cartel del, hasta entonces, último concierto de MDH. La peña se rayó.

Cartel del, hasta entonces, último concierto de MDH. La peña se rayó.

Pepsicolos es la banda de Ignacio el del Espacio, en la que componía, cantaba y guitarreaba todos los temas. Desde su primer y desastroso concierto en las semifinales del CreaMurcia 2015, lo estaban petando. Sobre todo durante esta última temporada, en la que no paraban de llegarme desde Murcia buenas noticias sobre grupo del que yo lucía, orgulloso, la camiseta que Ignacio me había regalado justo antes de irme. Es importante decir que, antes de fundar esta banda, Nacho pasó por MDH durante unos meses, antes incluso del primer concierto de la banda, pero finalmente dejó de estar en ella por ‘’diferencias’’ de las que ya hablaremos en otro momento… A pesar de ello, el apoyo a sus amigos no cesó en ningún momento, y seis años después de eso, ya estaba bien que los dos grupos dieran un puto concierto juntos, ¡macho, no me jodas!

Por otra parte, Nacho llevaba un tiempo trabajando duro en montar una sala de ensayo decente en el Retal. Por fin estaba lista y eso había que inaugurarlo YA.

Llegó el día. Iba a pisar un ‘’escenario’’ después de más de 3 años. Cero nervios, estaba en mi puta salsa. Nos reunimos unas horas antes del concierto para dejarlo to al pelo. Con la ayuda de la artista Goepe, pintamos las paredes y les pusimos lucecicas que se quedó aquello que parecía Stranger Things (‘’El trajecín’’ según los menos doctos).

La artista Goepe, en uno de los puntos álgidos de su carrera.

La artista Goepe, en uno de los puntos álgidos de su carrera.

 

 

 

 

 

 

 

Abrieron los Pepsicolos, con una flipada de concierto (qué quieres que te diga, si me sé todos los temas), colabo mía incluida cantando Gorila de amor. Bokas, el batería, se enchufó tremendo porrazo a mitad del bolo, siendo reprimido inmediatamente por el cantante y guitarrista, que le advirtió que el nuevo local había sido creado como espacio libre de humos.

Después le llegó el turno a MDH. Para lo que había pretendido ser una cosa un poco en petit comité, resultó que tanto la nueva sala de ensayo como las contiguas se habían petado. Tocamos fetén y, como había vuelto a Murcia con más cojones, canté como nunca. La peña estaba regaladísima, pero cuando habíamos acabado el concierto y de improvisto le dijimos al Törke que se pusiera a joder con la batería para que tocásemos juntos una versión de Lobos Humanos (los padrinos del Horror Punk en Murcia), se le fue la olla a tol mundo y aquello sí que fue una masakre. Así se chapa un concierto.

MDH, foto de archivo (CSO La Guardería, 2012).

MDH, foto de archivo (CSO La Guardería, 2012).

Después de los dos grupos que figuraban explícitamente en el cartel, llegó la hora de las sorpresas. La primera, mientras yo recuperaba el aire, fueron los Llueve, capullo!, otro de los cuarenta grupos que tiene el Nacho. En este, con el Santos a la guitarra, hacen Punk hablando de cosas más sentías. Primera mención para el borrachín pesadillas que los allí presentes recordarán. ‘’Me estás dando el concierto, amigo’’, le espetó el guitarrista, ante su insistencia de no de dejar de dar el por culo en ningún momento.

Tras cuatro temas a lo tío Diego de Llueve, capullo!, revelamos el verdadero y oculto motivo de haber montado todo este tinglado: ¡EL DEBUT DE LOS PELACATS! Nuestros cuatro primeritos temas, a saber: L.A.CH.E. (Hecha con dedicatoria a mala idea), X (¿para qué hacerle una canción a cada problema del mundo si los puedes meter a todos en una?), PXRYGXN (una vieja canción dedicada a un viejo Pokémon) y Odio (sobre la sensación que tienes de miiierda al estar de mañaneo en un bar de miiierda). Ni cinco minutos fueron necesarios para PARTIRLO. Es decir, posiblemente habrás tardado más en leer esta mierda que nosotros en dar ese concierto. Lo que es seguro es que tardamos menos en hacer los temas de lo que yo estoy tardando en escribirla. Desde ese momento, tanto Alburquerquenstein como Ignacio del Espacio volvimos a renacer. Nuestros nombres de combate a partir de entonces serían Tigre Suave y Ocelote de Amor.

Durante el concierto continuaron las advertencias al borrachín, esta vez más tajantes, que a punto estuvo de ser arrojado a la calle al estilo Barney Gumble. Una vez que acabó todo, cabe decir que se disculpó y en los posteriores eventos se portó más guay.

Ocelote de Amor, realizando unas transacciones previas al encuentro.

Ocelote de Amor, realizando unas transacciones previas al encuentro.

Pero la cosa no acabó con los Pelacats, pues varios miembros del club social Los Pepes allí presentes (el Pepelu y el propio Pepe), junto con el alumno italiano de intercambio, Enrico, aprovecharon el buen ambiente que mandaba, decidieron a arrancarse a tocar unos temicas nuevos que estaban sacándose para la banda de hardcore que querían montar. Pepe a la batería, Pepelu al bajo y Enrico a la guitarra, sonaron de puta madre. Para las voces, el micro fue rulando entre el público, destacando las improvisaciones guturales del artista Roca y un servidor. Tanto así que al final del concierto me quisieron fichar de cantante. Yo les dije que venga, que por qué no. Todavía estoy esperando a que me llamen.

Y, en resumen, así es como empezó todo.

Nuria Kaos grabó unos vídeos movileros muy guapos y, oiga, con un sonido bastante decente. La verdad es que, a to esto, la acústica de la sala estaba especial aquella noche:

  • Pepsicolos – Krilin Feeling

  • MDH ft Törke – La Masakre (Lobos Humanos)

Les informó Tigre Suave

Piso28
Piso28
Aquí lo firmamos todo, pero para previas y otros artículos que no han sido escritos por nosotros firma nuestro suicida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *