Hace algunas semanas, la representación del empresariato murciano, así como varios colegios profesionales de Murcia acudieron a una reunión con el Ministro de Fomento para manifestarle su apoyo total a la llegada del Ave en superficie al centro de la ciudad. Añadían, sin mover un párpado, ¡que la industria murciana no podría crear puestos de empleo ni conservar los existentes en caso de no haber Alta Velocidad hasta el mismo centro de la capital!

Mientras estos empresarios se reunían con el Ministro Mejor Peinado de Europa, los vecinos, comerciantes, y miembros de oficios varios se manifestaban en la calle para precisamente todo lo contrario: exigir que la Alta Velocidad no convierta en guetos los barrios de Santiago El Mayor y San Pío.

Sin duda una Murcia de dos velocidades. Esto se repite en casi cualquier zona, especialmente en España, pero también en otros lugares. La Europa de 2 velocidades que se pretendía evitar se ha realizado entre clases: los financieros y empresarios** viven ya de facto en sitios que parecen países diferentes de los sitios donde viven los trabajadores normales. Si uno se da una vuelta por la Murcia del norte (centros comerciales, tranvía eléctrico, Museos, locales culturales, aparcamientos amplios, ejecutivos en sideways, enlace con autovías del Estado) le parecerá un país muy muy diferente a la Murcia del Sur (barrios de ladrillo, túneles llenos de charcos para sortear las vías del tren, arbolillos secos, inmigrantes parados en la gasolinera esperando a su contratador, tiendas de ropa de licra, Centros de salud, oficinas de desempleo).

Esto no es exclusivo de Murcia: estamos hartos de ver cómo el Rey se lleva de gira por países inefables a grupos de empresarios/amigos para que hagan contactos y contratos… ¡Y cómo se parecen estas 2 palabras!

Otros casos que has salido a la luz pública son las excelentes relaciones que Rato mantuvo con el Ministerio que le acusaba.

Parece evidente que en España la gestión de lo público y de lo privado se realiza de manera semejante: entre familias y conocidos. El concurso de méritos, la subasta pública o las licitaciones de obras se hacen atendiendo a conversaciones entre 4 ó 5 empresas grandes que a su vez, no tendrían capacidad de existencia sin la obra pública.

Es decir: que existe un Papá Estado, sí. Pero solo para los grandes empresarios.

Florentino Pérez (ACS), Villar Mir (OHL), Del Pino (Ferrovial), etc. viven del dinero del Estado español mucho más que cualquier parado.

Son ellos los que representan una verdadera carga para nuestro ordenamiento jurídico, por ejemplo: “Flo” salió indemne de la acusación de poner un almacén de gas subterráneo que causó terremotos en Valencia.

También son un condicionante para nuestras leyes, hace cinco días, Caixa Bank ha obtenido un cambio legal automático para mover su sede fiscal sin consultar a la junta de accionistas.

Por no hablar de nuestra posición internacional, continuamente lastrada por los dudosos negocios de estos negociantes: conocido es el caso del tren de Alta Velocidad que Villar Mir construye en Dubai con el respaldo del Ministerio de Exteriores, mientras que la ONU recomienda sanciones contra España por trabajar con esa teocracia dictatorial.

Es decir, estamos ante una pandilla de rostros conocidos, muy ricos, muy famosos, muy habituales de los despachos que tienen ocupados los 3 poderes legislativo, jurídico y ejecutivo. En otros países a esta gente se la llamaba “Mafia”.

Como cualquier mafia, no podrían subsistir sin el negocio ajeno (obra pública a gran escala, turismo –cuyas campañas de promoción las pagan las Comunidades Autónomas–, o los servicios de hospitalización y educación privatizados). Son incapaces de inventarse negocios propios: las nuevas tecnologías, los oficios del arte, la innovación industrial, la investigación farmacéutica, las energías sostenibles son parajes ignaros para el empresariato español. Si alguna vez osan internarse en esos caminos lo hacen con las ayudas del Estado (otra vez!) a la innovación, con sus créditos estatales.

Como cualquier mafia, están dispuestos a tumbar a jueces o gobernantes si hace falta.

Según informe del BBVA de 2013, solo el 10% de los empresarios españoles tiene formación. O sea, que ni han estudiado, ni trabajan ahora.

Ellos son los Ni-Ni’s.

*As mafias as folk: “As _ _ _ _ _ as folk”, expresión popular inglesa equivalente al “Tan _ _ _ _ _ _ como cualquiera”. En este caso sería “Tan mafias como cualquiera”. En los años 80’s fue muy popular una serie norteamericana pionera en tratar a los personajes gays de manera normalizada, en un contexto de comedia familiar sin traumas ni complejos, se titulaba “As queer as folk”, “Tan maricón como cualquiera”.

**Los empresarios y financieros a los que me refiero en este artículo son los empresarios verdaderos, los grandes empresarios, los que (en lenguaje marxista puro) son dueños de los medios de producción. Uno no es “clase dirigente” por el hecho de ser Pyme o por ser dueño de una boutique de lujo. Incluso si eres un reputado cirujano, un artista de élite o un abogado millonario, si no tienes participación en los medios de producción (fábricas, tierras, energía), sigues siendo un obrero que necesita de su salario para vivir. Aunque ese salario sea muchimillonerista.

P.D. Los murcianos llevan 35 días movilizados contra las obras del tren. CORREDOR SÍ, PERO NO ASÍ.

#AlasVias.

Cristina Morano
Cristina Morano
Sus últimos libros publicados son Cambio climático, (Ed. Bartleby 2014) y Hazañas de los malos tiempos, Ed. NewCastle, 2016). Es uno de los poetas recogidos por Alberto Gª Teresa en su tesis doctoral “Poesía de la conciencia crítica” y en el libro Disidentes. Ha participado como invitada en el Festival Internacional de Córdoba Cosmopoética, dirigido por Elena Medel en 2015. El poema “El animal que no eres” fue elegido por Radio 3 (programa “Palabra Voyeur”) para uno de sus vídeos. Ha participado como invitada en el VoixVives de Toledo 2017. Ha sido traducida al inglés, francés, esperanto, armenio y sueco. Con motivo de la celebración del encuentro poético de Oñati (Vitoria-Gasteiz) fue traducida al euskera. Escribe artículos de opinión para eldiario.es Es miembro electo de la coordinadora de CambiemosMurcia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *